Consejos básicos para una sesión de fotos

En ocasiones, en mis sesiones de fotos con modelos, se pueden encontrar algunos inconvenientes, que de evitarse, podrían facilitar mucho el trabajo, tanto del/la modelo como del fotógrafo. Estos inconvenientes pueden llegar a condicionar la calidad de las fotos conseguidas durante la sesión de fotos. Pensando en ellos, he recopilado estos consejos prácticos o tips, que pueden ser de utilidad tanto para modelos en sus primeros escalones a convertirse en profesionales, como para modelos ocasionales que desean hacerse una sesión de fotos profesional para tener imágenes de calidad.

Consejos básicos para una sesión de fotos

Expresiones y posados

Es posible que alguna vez hayas hecho caras frente al espejo, cara feliz, triste, interesante, sorprendida, enamorada… Para cuestiones de ensayo, el espejo se convierte en el mejor aliado del modelo, con la ventaja de que todos tenemos uno al alcance. Si nunca has usado el espejo para conocer tus dotes interpretativas, este es el mejor momento para empezar a ensayar las expresiones con las que te gustaría aparecer en tus fotos.

Lo mismo ocurre con los posados, ensaya frente al espejo las poses que hayas visto alguna vez y que más te gusten. Puede ayudarte mirar algunas revistas o catálogos de ropa en los que aparezcan modelos, perfiles en redes sociales (Pinterest, Instagram, Facebook) de modelos o personas con las que te identifiques o echar un vistazo a páginas de moda en Internet.

En los siguientes enlaces puedes ver algunos ejemplos de poses, tanto para modelos femeninas como para modelos masculinos: Poses para fotografiar mujeres Parte I y Parte II. y Poses para fotografiar hombres.

Manicura y pedicura

Las uñas de las manos han de estar bien arregladas, también las de los pies si por el tipo de sesión éstas pueden aparecer en las fotos. No es necesario que te hagas una manicura y pedicura muy elaborado, bastará con un esmalte de uñas transparente o una manicura francesa.

¿Comer o no comer antes de la sesión de fotos?

La respuesta es sí. Se recomienda comer moderadamente, es mejor que el modelo acuda a la sesión de fotos habiendo comido. Preferiblemente no hacerlo media hora antes de empezar a posar, pero una comida ligera y una bebida sin gas, evitará que te ruja el estómago durante el transcurso de la sesión y evitara un agotamiento precipitado.

Consejos básicos para una sesión de fotos

El maquillaje y peluquería

Si la sesión de fotos incluye maquilladora y peluquera, ahorrará mucho tiempo que la modelo acuda a la misma sin nada de maquillaje y con el pelo lavado y seco.

En el caso de que seas tú quien se va a maquillar, también conviene que lo hagas en el lugar en el que se vaya a realizar la sesión, de esta manera evitarás que el maquillaje pueda llegar deteriorado y que aparezcan brillos a causa del sudor.

NOTA: Si entra en juego varios cambios de ropa o te falta maquillaje, se podría sugerir hacerse un retoque muy neutro o natural para que se ajuste a los distintos cambios de ropa.

Generalmente el peinado es más versátil que el maquillaje, por lo que en la mayoría de los casos podrás elegir entre acudir a la sesión con el pelo ya arreglado, o arreglártelo en el sitio.

NOTA: si tienes el pelo teñido (salvo que se haya puesto de moda y sea lo que buscas), en ningún caso te hagas una sesión de fotos si la raíz del pelo ha empezado a asomar. En mayor o menor medida habrá contraste entre el pelo teñido y el que ha empezado a salirte con su color natural y esto no suele reflejar buenos resultados en la fotografía final.

La ropa (outfits)

Si la tela de la ropa que vas a usar no se arrugan con facilidad, y la distancia entre donde te vistes a donde va a ser la sesión de fotos no es muy larga, puedes ir sin problema ya vestida con la ropa con la que quieres salir en las fotos; y llevar el resto de las mudas que vayas a usar en ganchos o en su defecto doblada sin ser maltratada. Pero ante la más mínima posibilidad de que la ropa pueda arrugarse, mancharse o llenarse de pelusas si la llevas puesta; lo más recomendable es que la transportes en ganchos directamente, dentro de fundas protectoras para ropa, y que te cambies una vez llegues al lugar.

Los nervios

A unas personas más que a otras, les cuesta un poquito soltarse al principio ante la cámara, bien sea por timidez, o bien porque simplemente no están acostumbrados a posar para un fotógrafo.

No te preocupes si ves que te cuesta un poco al principio, es totalmente normal. Ademas, si has elegido bien a tu fotógrafo, éste te transmitirá seguridad y verá como parte de su trabajo el crear una atmósfera en la que te puedas sentir cómoda.

Puntualidad

Cuando se ha programado una cita para realizar una sesión de fotos es importante que seamos puntuales. Si la sesión se va a realizar en exteriores, incluso mejor si llegamos 15 o 20 minutos antes, esto nos ayudará a irnos familiarizando con el lugar en el que nos van a hacer las fotos.

Llamar a última hora para anular una sesión, sin un motivo de peso para hacerlo, o llegar tarde a ésta, son factores importantes que determinaran el resultado de la misma sesión y actitudes que pondrían muy en duda la seriedad del modelo en cuestión.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp